MAGNESIO: LA CLAVE PARA UNA FUNCIÓN CORRECTA DE LA INSULINA

MAGNESIO: LA CLAVE PARA UNA FUNCIÓN CORRECTA DE LA INSULINA

Por Steve Born


La insulina es una hormona producida por el páncreas, y cuando el cuerpo funciona correctamente, las células pueden absorber glucosa para usarla como energía. La resistencia a la insulina, que se produce por varias razones (consumo de una dieta alta en azúcar, obesidad, falta de ejercicio, estrés crónico, tabaquismo y más) es cuando la capacidad de las células para absorber la glucosa disminuye.

Cuando esto sucede, el páncreas produce más insulina con la esperanza de que las células puedan absorber la glucosa en la sangre. Desafortunadamente, las células aún son resistentes y finalmente, en este círculo vicioso, se producen cantidades de insulina más altas de lo normal. Con el tiempo, el páncreas ya no puede seguir el ritmo de la demanda de insulina, lo que hace que los niveles de glucosa aumenten y se acumulen en la sangre. Con el tiempo, esto puede conducir a la diabetes tipo 2 y a toda una serie de problemas de salud graves (enfermedad cardíaca, accidente cerebro-vascular, daño renal y más) asociados con ella.
Obviamente, queremos tomar todas las medidas que podamos para evitar que esto suceda, con elecciones sabias de estilo de vida y dieta como áreas principales a abordar. También es importante complementar para asegurarnos que estamos obteniendo ciertos nutrientes que apoyan la insulina. Y sin quitarle importancia a los nutrientes que benefician a la insulina, como el cromo y los ácidos grasos omega-3, parece que el magnesio puede ser el más importante de todos.

Decimos esto porque el magnesio no solo ayuda a proteger contra la resistencia a la insulina; una nueva investigación muestra que los suplementos de magnesio benefician enormemente a quienes ya tienen diabetes tipo 2.

En este estudio, los diabéticos tipo 2 entre las edades de 35 a 60 años se dividieron en dos grupos, ninguno de los cuales difería significativamente en cuanto a edad, sexo, glucosa en sangre en ayunas y niveles de magnesio. Uno recibió 250 miligramos de magnesio al día durante tres meses y el otro grupo no recibió ninguno.

Durante el transcurso del período de tres meses, ambos grupos recibieron instrucciones de consumir una dieta rica en frutas, verduras, nueces, legumbres y cereales integrales (es decir, una “dieta saludable”). Se recolectaron muestras de sangre antes y después del estudio y se analizaron para determinar una serie de indicadores de control glucémico: glucosa en sangre en ayunas, insulina en ayunas, péptido C en ayunas y hemoglobina A1c. También se midieron los niveles séricos de calcio y magnesio.

Como era de esperar, al final del período de tres meses, los participantes que tomaron magnesio tenían niveles de calcio sérico más bajos y niveles más altos de magnesio que el grupo no tratado, lo que permitió una relación calcio / magnesio más ideal. Para el grupo suplementado con magnesio, la resistencia a la insulina, hemoglobina A1c, péptido C e insulina, disminuyó significativamente en comparación con el grupo sin magnesio. Pero eso no es todo. La glucosa en sangre en ayunas disminuyó en un promedio de 10,55 miligramos por decilitro (mg / dL) en los participantes suplementados con magnesio, mientras que aumentó en un promedio de 10,1 mg / dL en los participantes que no tomaron magnesio suplementario.

El autor principal del estudio, el Dr. Wafaa El Derawi, afirma: “Los resultados de este estudio revelaron que la suplementación oral con magnesio reduce la resistencia a la insulina y mejora los indicadores de control glucémico entre los pacientes diabéticos tipo 2”.

Todos deberíamos tomar medidas para protegernos contra la resistencia a la insulina y sus consecuencias indeseables. El hecho de que la suplementación con magnesio no solo ofrece esa protección, sino que también proporciona beneficios significativos incluso después de que a uno se le diagnostica diabetes tipo 2, revela otra razón más por la que todos deben tomar este mineral “clave para la salud y la vida”.

Essential Mg contiene no una, ni dos, sino cinco formas de magnesio altamente biodisponibles. Es increíblemente fácil y económico asegurarse de que está obteniendo cantidades óptimas de este mineral tan necesario, todos los días.

Compartir esta noticia