¿Cómo se usa el xilitol y el stevia en sus productos?

El secreto de cómo somos capaces de hacer una bebida poco dulce pero que no está desprovista de calorías está en los endulzantes que usamos, xilitol y stevia, ambas alternativas innegablemente más saludables que los azucares simples y/o endulzantes artificiales contenidos en la mayoría de las bebidas deportivas.

* Xilitol –  Si existe algo como un endulzante perfecto, xilitol está cerca de los primeros de la lista. Xilitol es una substancia natural que puede encontrarse en una variedad de frutas fibrosas y vegetales. Se le conoce como azúcar de abedul, porque usualmente se extrae/produce de las hojas del abedul (aunque también se puede extraer/producir de las mazorcas de maíz). El cuerpo humano produce de forma natural más de 15 gramos cada día por medio de los procesos metabólicos normales.

El Xilitol también promueve la salud bucal, ya que no fermenta y no ayuda a la bacteria que produce el ácido que causa caries dentales. Es por esto que encontrará este endulzante único en gomas de mascar, pastas dentales, y enjuagues bucales, y es una de las razones por las que incluimos pequeñas cantidades en HEED y Recoverite.

Tenga en consideración que xilitol puede causar malestares estomacales y/o tener un efecto laxativo al consumirse en grandes dosis. No se le conoce toxicidad. Las personas han consumido hasta 400gramos diarios por largos períodos sin efectos nocivos. Generalmente, el estrés gástrico inducido por xilitol se presenta como un efecto laxativo en personas sensibles al xilitol que consumen 30 gramos en una sola dosis o varias dosis en un corto período.

Se cree que el xilitol no es bueno para los perros; por lo tanto, no recomendamos que alimente a su perro con productos que contienen xilitol, incluyendo  HEED o Recoverite, ni tampoco productos que están hechos para el consumo humano.

* Stevia – Otro endulzante natural ideal, es el extracto (esteviósidos) de las hojas de la Stevia rebaudiana, una planta nativa del sub trópico y trópico de América Central y América del Sur. El sabor del stevia se considera 300 veces más dulce que el azúcar, lo que significa que se necesitan cantidades mínimas para endulzar un producto. El stevia es incalórico  y no afecta los niveles de azúcar de la sangre, por lo tanto es inocuo para los diabéticos. El stevia puede ayudar a disminuir la presión de la sangre a la vez que no afecta a las personas con presión normal. Al igual que el xilitol, el stevia no fomenta a la bacteria que produce el ácido responsable por las caries dentales.