RECOVERITE

RECOVERITE

 

 

Recupérese bien, siéntase bien, y comience a disfrutar de inmediato.

POR STEVE BORN (Traducción de Hammer Nutrition Chile)

Escuche a su cuerpo.

Si su cuerpo pudiera “literalmente” hablarle después de terminar de hacer ejercicio, lo más probable es que le diría esto:

Gracias por el excelente ejercicio de hoy. Sí, estoy un poquito aporreado en este momento, pero todo bien. Oye, si quieres hacer el mismo ejercicio mañana y los días que vienen, entonces voy a necesitar tu ayuda. Mira, yo sé que estás listo para sacarte esa ropa transpirada y darte una rica y larga ducha caliente, descansar un rato y después hacer algo entretenido. Lo entiendo.

Antes que lo hagas, por favor, tomate unos minutos y reponme alimento. No te vas a demorar mucho—cuanto antes lo hagas, mejor te sentirás y más rápido te irás a disfrutar de tu tiempo libre.

Si me das lo que necesito apenas termines el entrenamiento, te recompensaré por todo el ejercicio que hiciste. Aliméntame con carbohidratos y proteína de alta calidad y esto es lo que haré por ti:

  1. Recargaré las células musculares con alimento de manera que no estén vacías para el ejercicio de mañana. De hecho, te haré algo mejor—guardaré MÁS minutos de alimentación en los músculos, lo que significa que tendrás más alimento listo para usar cuando comiences tu próximo entrenamiento o carrera. Esto te ayudará a aumentar tu resistencia.
  2. Reconstruiré más fuerte el musculo magro de manera que puedas aumentar el volumen e intensidad de tus entrenamientos sin que signifique darle una paliza a los músculos.
  3. Disminuiré la intensidad del dolor que experimentes desde ahora y hasta el próximo entrenamiento. ¿Recuerdas ese entrenamiento que te dejó muerto y donde olvidaste realimentarme? ¿Qué te pasó? Exacto, apenas pudiste levantarte de la cama al día siguiente. Yo sé que no quieres pasar todo el día adolorido. Mejor diviértete y pásalo bien, no repitas la misma situación. ¿OK?
  4. Ayudaré a reforzar el sistema inmunológico de manera que puedas estar activo al aire libre y no en la casa, sentado tapado con una frazada sintiéndote mal y enfermo. Reabasteciéndome lo antes posible después de tu entrenamiento inclinará la balanza a favor de una mejor inmunidad.

Lo que realmente quiero es una rica y helada  dosis de Recoverite. Eso me dará los muy necesarios carbos y proteínas de alta calidad, como también algunos importantes nutrientes—glutamina, cromo, y electrolitos—que me ayudarán a recuperarme más rápido y totalmente. Recoverite es súper fácil de preparar, tiene buen sabor y trabaja a toda máquina.

Recuerda, el entrenamiento no se termina hasta que me reabasteces. Así que apenas termines el entrenamiento (no más de 30 minutos—cuanto antes, mejor) recuerda cuidarme, de manera que yo pueda cuidarte a ti. Mezcla un par de medidas de Recoverite con agua, bebe, y listo… simple. Así le habrás dado los mejores “toques finales” posibles a tu entrenamiento, y me habrás dado a mí—tu cuerpo—el comienzo perfecto para el entrenamiento de mañana.

 

Compartir esta noticia