La Botella de Gel Hammer y La Dosificadora: Un Combo Ganador

La Botella de Gel Hammer y La Dosificadora: Un Combo Ganador

 

Me gusta todo de los Geles Hammer—el sabor y textura, la energía duradera, poder usarlos todo el día sin malestares GI. Me como parte de uno como “desayuno” mientras salgo por la puerta rumbo a mi pedaleo matinal, y meto otro en el bolsillo para reponer energías. Encuentro montones en el bolsillo de la mochila de agua donde, al parecer, los guardo “por si acaso”. Amigos y parientes se han sentado encima cuando suben a mi auto, en mi equipaje de viaje, y en el lavado. Ah sí, el lavado…

Si ganara $100 por cada vez que la parte que desprendemos para abrirlo o un sachet abierto se va a la lavadora, sería millonario. Una vez que lo uso, mi preocupación principal es que no se convierta en basura—así que muchas veces se devuelven a casa en los lugares más increíbles, para ser descubiertos después. Lo que menos me gusta es cuando se pegotea con mi teléfono.

Esto apunta a la cara obscura del sachet de una porción. La conveniencia de sacar un sachet de una porción, listo para consumir, tiene costos en la forma de basura, desperdicios y algunas veces suciedad. Vale la pena el problema, por supuesto, pero es solo una forma de usar este increíble producto. Con la Botella de Gel Hammer y la Dosificadora, puedo tener los mismos beneficios que tango me gustan, sin ninguna desventaja.

Si no ha probado antes, tiene que hacerlo. Con el mejor precio del mercado (apenas $ 769/porción) es ecológico, fácil de usar y además limpio. Como nos gusta decir, “Salve al planeta y Ahorre dinero”.

Desde la perspectiva de un usuario, lo que más me gusta es su facilidad de uso. Esto es de particular importancia para los ciclistas u otros atletas que quieren minimizar el uso de las manos al alimentarse. Para mí, significa minimizar el tiempo de  las manos fuera del manubrio. Es una rutina fácil con una mano; simplemente sáquela del bolsillo, abra con los dientes, y apriete. Es un proceso fácil y rápido y por eso mucha gente (incluyéndome) nunca usan sachet individuales para las carreras, no importa la distancia. Alimentarse con la botellita dosificadora es mucho más rápido.

Para quienes la idea es nueva, a menudo se complican con el tamaño. “Eso es un montón de Gel,” dicen. “No creo que necesite tanto”.  Aquí está el secreto—no necesita llenarla hasta arriba. Simplemente agregue las porciones que necesitará (recomendamos 1 – 2 por hora) y un poco de agua para darle la consistencia deseada. Para eventos cortos o cuando solo necesita 1 – 2 porciones, el agua le permite fluir libremente. No hay nada más fácil.

Al volver a casa, el proceso es simple. La lava con agua y la guarda junto con sus alimentos Hammer. O, si está parcialmente llena, guárdela en el refrigerador para la próxima vez. Como sea, le puedo decir esto—ni una sola vez he encontrado la botellita dosificadora  pegada a mi teléfono celular o en el receptor de pelusas de la secadora.

El sachet de una porción es perfecto. Es fácil  de tener a mano en emergencias, y si está cerca de un tarro de basura no tiene que llevarlo o guardarlo en el bolsillo después de usarlo. Además, le permite una dosificación perfecta. Todos nosotros en Hammer los usamos regularmente. Pero cuando salgo por más de una hora o sé que necesitaré acceso fácil, la botella dosificadora es la solución, siempre.

Si no la ha probado, este es el momento. Le encantará el precio y lo fácil de usar, y estará ayudando al medio ambiente.

 

 

Compartir esta noticia